Los deberes.

Hoy estoy reivindicativa. El tema no es otro que los deberes, las tareas, lo ejercicios para casa o como uno quiera llamarlos. Me tengo por una persona bastante poco radical. Me adapto bastante bien al “redil”. También soy tolerante, bastante. Asertiva, mucho. Y de niños, algo sé. Porque me gustan, y porque son mi trabajo. Y ahora, que venga alguien a explicarme por qué narices un niño de 9 años se lleva a casa 7 ejercicios de deberes (4 de Lengua, 3 de Mates), cada día. Otros días 6 u 8, pero parecido. Porque yo no lo comprendo. Y se me venga, por favor, con razones consistentes, de peso, bien argumentadas. Y aviso que va a ser difícil convencerme. Porque los médicos somos un poco así, quisquillosillos en cuanto a las causas-efecto: nos gusta basarnos en la evidencia, o sea, en lo que se ha demostrado como beneficioso. Que alguien me sustente que el hecho de que un niño de 9 años se pase hora y media o dos horas sentado haciendo deberes (después de 8 horas en el colegio) tiene claros beneficios, y yo lo apoyaré. Pero lo siento: me temo que no. Aquí en España, como en Sudán del Sur, Vancouver o Tokio, el niño va a querer correr hasta sudar, reírse jugando hasta que se le corte la respiración y quedarse absorto (todo lo contrario a “mantener la atención”… dichosa atención) durante bastantes ratos al día. Pero no sólo va a querer esos ratos, sino que va a NECESITARLOS. Si esos ratos son escasos durante la jornada laboral, durante las horas de colegio, ¿vamos encima a recortárselos durante las tardes?

Cada año que pasa me planteo más a menudo si lo estamos haciendo bien en este país y la respuesta que me doy a mí misma es, cada vez más frecuentemente, NO. Porque, además, me gustaría que mis hijas tuvieran una formación musical, pero los dichosos deberes no les dejan tiempo libre ni para jugar, ni para la música (ni para nada, en realidad).

Tengo que decir que ahora mismo no me gusta la vida de mis hijas todo lo que debería gustarme. Y es duro decir eso como madre. Quisiera que pudieran disfrutar más. ¿Habrá más madres/padres en mi situación?…

4 comentarios en “Los deberes.

  1. Afri dijo:

    Pues sí quieres que y responda a la pregunta de “lo estamos haciendo bien en este país?”…mi respuesta es un rotundo NO. Los niños, esas adorables criaturas cuya única responsabilidad en los primeros, pongamos, 18 años de vida, debería ser la búsqueda y consecución de la felicidad, resulta que no tienen tiempo para ello. Son los únicos seres humanos que, después de una jornada laboral de 8 horas, deben llevarse más trabajo a casa, sobre todo el fin de semana, ese periodo que debería ser empleado para el ocio en exclusiva o para lo que les de la gana. Es más, en vacaciones, les aconsejan seguir haciendo deberes para ” que no se olviden”…es como sí yo en agosto me llevo a la playa el fonendo y el orquidometro para ver pacientes al menos una hora al día…para que no se me olvide. Es de locos…
    Enhorabuena por el blog!!

    • unfonendoenvillamocos dijo:

      Gracias Afri! la verdad es que es un tema que me preocupa en diversos aspectos, porque si bien es cierto que quiero que mis hijas sean lo más felices que un ser humano pueda ser, también soy consciente que eso de entrada será imposible si quiero que se adapten a esta sociedad. Es decir, la obligación de lavarse los dientes, por ejemplo, te aseguro que les resta felicidad; la obligación de ir al cole por la mañana en vez de quedarse en el parque les resta, al menos momentáneamente, felicidad; la obligación de bañarse, la de peinarse,… y eso que las mías se peinan y bañan más bien poco, comparado con otros niños (¡ay madre lo que he dicho!). En un mundo ideal para los niños (y para lo que vienen genéticamente programados) probablemente estaríamos viviendo en una tribu y en la naturaleza; pero no es así. Así que me debato entre una cosa y otra, intentando que se desarrollen como cachorros que son, pero teniendo en cuenta en qué mundo estamos y por tanto sabiendo que quiero que aprendan que el esfuerzo es necesario,… pero, ¿¿¿ya????? ¿¿tan pequeñas?? y… ¿Cuánto rato?? afortunadamente, lo de la semana ésa que inspiró el post fue una suerte de “inmersión” por parte de alumnos y profesores y de ninguna manera está previsto que tengan dos horas de deberes diarias (eso para mí implicaría cambio de colegio), pero sí entre 30 y 45 minutos de “alguna tarea”. “Alguna tarea” que puede ser desde divisiones, lectura o dibujo. Y aunque en sí ya no me parece tan terrible esa media hora de “alguna tarea”… me sigo preguntando por qué los maestros (casi todos: lo he corroborado) piensan que es necesaria. En fin, ya me explayé como para otro post, leñe.

  2. Raquel dijo:

    Claro que no!! pero el problema lo tienen esa gran cantidad de padres que piensan que sus hijos aún deberían tener más deberes y que les ponen las etiquetas de tontos o de vagos porque no quieren pasar cinco horas al día haciendo ejercicios…. más las horas de clase. Los niños tienen que ser niños… que esta etapa no vuelve, leches

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s